¿Evolución o empobrecimiento?

23 de septiembre de 2020

Nuestra reciente experiencia en el bosque de Urkiola de la mano de Josu Belmonte, autor del blog Caminar en silencio nos ha hecho recordar nuestros años de estudios universitarios y hemos reconectado con la noción de sucesión vegetal en la evolución de un bosque.

Este concepto plantea que todo terreno evolucionará de manera más o menos natural hacia la especie que mejor aproveche todos los recursos disponibles y que asegure la mayor biodiversidad posible en función del clima, el suelo y todos los demás factores que intervienen en un ecosistema.

Un ejemplo. El hayedo en la cornisa cantábrica evolucionará, de manera genérica, desde un prado de pasto hasta un hayedo maduro pasando por estrato arbustivo de plantas espinosas, arbolillos de diferentes especies y poco a poco podría desarrollarse el hayedo como etapa climácica (clímax).

Lo conectamos con los equipos de trabajo de cualquier organización. Podríamos decir que cualquier equipo en sus inicios sería como un prado en el que cada miembro sería una especie vegetal (trébol, aquilea, hierba fina, etc.). Cada una con sus necesidades, cada una con su rendimiento y cada una con su aprovechamiento. Todas forman parte del prado, son necesarias para que exista y se pueden dar ciertas relaciones de necesidad entre ellas. Pero, como prado, solo ofrecen un recurso aprovechable: pasto. En los equipos serían aquellos de bajo nivel de desempeño. Cada persona aporta, cada persona necesita algo, pero el conjunto produce más bien poco y dependiendo, en su mayor parte, de las condiciones externas.

En un bosque, cuando la intervención del ser humano es adecuada, se produce la evolución hacia un mayor grado de complejidad y aparecen arbustos, al principio espinosos, como el espino albar, las genistas, el acebo, los brezos, etc. que aportan más recursos (frutos, leñas o forraje para tiempos de escasez). Siguiendo con el símil, serían aquellos equipos de desempeño medio. Se producen sinergias entre algunas personas, los resultados mejoran gracias a la coordinación y a la retroalimentación que se hacen entre algunos de sus miembros. Resisten mejor que los prados, pero todavía no tienen un alto grado de riqueza y resiliencia.

Con el tiempo y diferentes labores de conservación y mejora, bajo los arbustos, comienzan a aparecer lo que serán las especies de un bosque maduro que llegará a expresarse en su máximo esplendor. Arces, Tejos, serbales, cerezos silvestres, robles y hayas, además de todas las especies que aparecieron en las etapas anteriores y que conforman un entramado de relaciones simbióticas que producen un hábitat especial, único y rico que ofrece todo su potencial aprovechando de manera mucho más eficiente todos los recursos disponibles, manteniendo el equilibrio entre todas las partes. Es sostenible y se regenera efectivamente con cada “accidente” (incendio, avalancha, sequía, nieves, etc.).

En un equipo sería aquel que logra un grado de conectividad y de confianza tal que permite el florecimiento de un equipo de alto desempeño. Resultados brillantes, bienestar creciente de sus integrantes, capacidad de regeneración ante “accidentes” y sobre todo, aumento de la diversidad. Cuantas más visiones y opiniones diferentes, más rico, más eficaz, más productivo será ese equipo.

Al igual que ocurre en la Naturaleza, si un equipo no evoluciona hacia mayor complejidad y diversidad se produce un empobrecimiento de las relaciones, de los resultados y, en definitiva, de la vida de ese equipo.

Los “accidentes” de un equipo son múltiples: bajas inesperadas, nuevas incorporaciones, conflictos, pérdida de resultados. Todos ellos ponen a prueba la madurez de nuestro equipo y, estamos convencido de ello, sin la adecuada preparación la evolución de nuestro equipo no llegará a buen puerto.

Cultivar la relación entre las personas y la calidad de sus conversaciones, aprender a gestionar y propiciar emociones, repartir juego asumiendo cada persona su rol, en definitiva, facilitar un ecosistema en el que el equipo pueda crecer y convertirse en ese bosque maduro es una tarea llena de ilusionantes retos y desafíos.

¿Hablamos?

Teo Chávez

Siempre he querido ser farero.

Ingeniero de formación, curioso desde niño, he sentido la necesidad de comprender cómo funcionan las cosas.

Llevo 18 años haciendo preguntas, buscando respuestas que mejoren las relaciones entre las personas, en los equipos, en las empresas y allí donde exista la necesidad de cambio.

Una mirada integral a la persona permite profundizar en el conocimiento que lleva dentro y hallar ahí sus propias respuestas.

He emprendido muchos viajes y atravesado fronteras. He seguido la luz del faro que me permitía trazar mapas y rumbos para volver a casa cargado de experiencia y poder, así, acompañar a otros en sus viajes.

Ver en cada persona una oportunidad de aprendizaje, en cada reto una posibilidad de crecer y en cada dificultad la oportunidad de sonreír al superarla, son los alicientes de esta pasión que hoy se ha convertido en mi profesión. 

No viajo solo, me acompaña la familia A&Q.

Categorias
Tags
emociones personas equipos escucha organización organizaciones aprendizaje empresa acompañamiento confianza energía equipo líderes naturaleza atención bienestar bosque confinamiento consciencia control conversaciones ecología emocionalidad emociones empresas estrategia humildad indicadores inspiración organizacion organizaciones propósito proyecto proyectos regenerativo toma de decisiones trascendente accion acción acciones aceptación actitud actividad económica admirad la belleza agradecimiento agua alarma alto rendimiento ambiente angustia apoyo aprender a aprender Arbaiza asombro atención plena balance personal baños de bosque Bárbara Rosenwein belleza bien común Bienvenida capacidad cascadas celebrar certezas cliente coach coherencia cohesión compartir compasión competencias directivas genéricas competencias genéricas competencias técnicas comportamiento comunidades comunidades emocionales concentración conciencia individual conciencia regenerativa conectar conectarnos conectividad conexión conexiones confianza confiar consciente construcción emocional consultoria COVID19 COVID-19 crecimiento crisis cuarto chacra cuidado Daniel Taroppio David Goleman desafíos desarrollo personal descanso destino detención en cada emoción diferentes miradas dificultades digital trainer dinamicas directivos disfrute economía economía circular economía social economía sostenible ecosistema efimero empobrecimiento empresas B2 entorno social entrega equilibrio equilibrio interno- externo ertes escuchar esencia espacio de aprendizaje espacio de confianza espacios de convivencia especies esperanza estrés ética evolución éxito experiencia de aprendizaje experiencias feedback feed-back fluido focalizar foco mental Formación online fracaso fuerza futuro gestión de emociones global globalidad gracias hábitos héroes humanidad humanizar humildad ilusionante incertidumbre incertidumbre inclusión #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje #profesorado #alumnado #compromiso #humildad #competencias #confianza inspirador inspiradoras integración integral inteligencia colectiva interconectadas interconexiones intuicion intuición invitación justicia social juzgar Lao Tzu legitimación líder liderazgo liderazgo liderazgo consciente liderazgo inspirador lideres lideres del futuro líder inspiracional líder inspirador locus de control interno lo que viene conviene madurar; inteligencia creadora; proactividad; diseño inteligente; entrar y salir mercado miedo mindfulness minorias mirada mirada global mirar modelo regenerativo necesidades nueva normalidad nuevas experiencias nuevo paradigma nuevos hábitos observador ontología del lenguaje organización organizaciones parar participar #personas #organizacion #empresas #cuidar #pertenecer #pertenencia #sentir #sentimientos #cuidado #atencion #equipo #proyectos pertenencia poder presentación presidentes procesos procesos de selección programas de formación propósitos proyectos relevantes Qing Li Quevedo racismo Rafael Echeverría REAS reconocimiento recursos reflexionar reflexiones reflexion estrategica reinvención reinventarse relajación respeto retos ríos sabiduría interior salir saludable samavriti pranayama secretos seguridad sentido sentido de la vida sentimientos sentir seres humanos silencio síndrome de la cabaña sistemas solsticio sostenibilidad sostenible Stephen Crane sutil Tabú talento tóxico trabajo en equipo trabajo individual training transformación transformacionales transformador transformar transitar emociones unidad verano vida vida interior vínculos actividad economica Bienvenida; presentación; Arbaiza; Quevedo conexion Confianza CONFIANZA CONFIANZA ORGANIZACIÓN CONFIANZA ORGANIZACIÓN EQUIPO PERSONAS conversaciones covid-19 economia Equipo EQUIPO esperanza #innovacion #educacion # #innovacion #educacion #transformacion # #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje # #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje #profesorado #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje #profesorado #alumnado #compromiso # #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje #profesorado #alumnado #compromiso #humildad #innovacion #educacion #transformacion #aprendizaje #profesorado #alumnado #compromiso #humildad #competencias líder líder inspirador. nuevos habitos nuevos habitos Organización ORGANIZACIÓN Personas PERSONAS #personas #organizacion #personas # organizacion #personas #organizacion # #personas #organizacion #empresas #personas #organizacion #empresas #cuidar #pertenecer #pertenencia #sentir #sentimientos # #personas #organizacion #empresas #cuidar #pertenecer #pertenencia #sentir #sentimientos #cuidado # poder transformador transformacion poder transformador transformación Rafael Echevarría sabiduria interior